El odio entre Popeye y el hijo de Pablo Escobar

Comparte Estas Imágenes de Pablo EscobarShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit

La Eterna Pelea Entre Popeye y el hijo de Pablo Escobar

El cerco contra Escobar, en junio de 1993, se cerraba. El capo estaba encerrado en una casa a pocas cuadras del Estadio Atanasio Girardot acompañado por el Limón, el último hombre que le quedaba libre. Victoria Eugenia, su esposa, estaba en un cuarto de las residencias Tequendama acompañada por sus dos hijos, Juan Pablo y Manuela. Popeye logró escabullir a los cientos de policía que custodiaban el hotel de la Cra 7.

El odio entre Popeye y el hijo de Pablo Escobar

Logró subir al último piso del lugar y hablar con la familia del capo. Les llevaba un mensaje simple: habían logrado un acuerdo con el fiscal Gustavo de Greiff, Popeye se entregaría a la justicia, confesaría los 2.000 crímenes que cometió y la esposa y los hijos de Escobar saldrían del país, probablemente a algún lugar de Alemania o Argentina. Esa tarde fue la última vez que Juan Pablo vio al gatillero de su padre. Seis meses después el jefe del Cartel de Medellín sería acribillado en un tejado. Juan Pablo cambió su nombre por el de Sebastián Marroquín y se fue a vivir a la localidad del Tigre en Argentina. Popeye en cambio pagó 23 años de cárcel y hoy en día se ha convertido en una figura mediática gracias a su canal de Youtube. Las pocas veces que ha hablado del hijo del Capo ha sido para desprestigiarlo.

La primera vez fue en el 2009 cuando dijo ante un canal de televisión que “Él (Juan Pablo Escobar) sabe muy bien que estuvo con el patrón en la operación para matar al capitán Fernando Hoyos, en 1992, cuando en Medellín dinamitaron la casa del oficial y luego lo remataron a bala”, además precisó que Juan Pablo, de 14 años en esa época, estaba armado con un fusil AUG austríaco y que comandó un grupo de 30 hombres. Velásquez Vásquez aseguró además que él mismo había pagado 30 mil dólares a un testigo para que no incriminara al hijo de su jefe. Además dijo que parte de los 25 millones de dólares que le regaló su padre fueron sacados de la plata que le robó a Kiko Moncada y Fernando Galeano, los dos socios que Escobar asesinó en La Catedral.

Cuatro años después Popeye arremetió de nuevo afirmando que Juan Pablo abjuraba de su padre pero nunca dijo nada cuando a los 13 años vivía en un apartamento de soltero “Y le tocaba los senos a las muchas que él quería, nadie le decía nada porque era el hijo del Patrón” Sebastián Marroquín siempre negó estas afirmaciones y respondió que lo que buscaba Popeye era protagonismo y que el mito que se ha tejido en torno a su padre “permite que cualquier historia que cualquier estúpido se quiera inventar encaje a la perfección”.

Con su nuevo libro In fraganti: Lo que mi padre nunca me contó’, se revelarán nuevos episodios de la vida del capo y es probable que corrobore lo que en su momento dijo Roberto Escobar sobre Popeye “Él era un chofer cualquiera, nunca fue la mano derecha de Pablo. Antes que él estaba el Arete y Pinina”. Seguramente Velászquez Vásquez no se quedará callado y arremeterá desde su canal de Youtube.

Fuente: http://www.las2orillas.co/el-odio-entre-popeye-y-el-hijo-de-pablo-escobar/

Comparte Estas Imágenes de Pablo EscobarShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *